La Federación Nigeriana de Fútbol (NFF) fue sancionada por alinear en un partido disputado contra Argelia el 10 de noviembre de 2017 a un jugador que no cumplía los criterios de convocatoria.

Como consecuencia, el partido se declaró por perdido y se concedió la victoria por 3-0 a Argelia. Asimismo, se impuso a la NFF una multa de 6.000 francos suizos

La sanción guarda relación con el jugador Abdullahi Shehu, que no cumplió la suspensión automática por un partido tras recibir una amonestación en dos partidos diferentes de la misma competición.

La sanción no afecta al resultado final de la competición preliminar de la Copa Mundial de la FIFA de Rusia 2018, puesto que Nigeria ya estaba clasificada (y Argelia, eliminada) antes de que se disputara este encuentro.