La afición peruana se ilusiona con tener al delantero Paolo Guerrero en le Mundial de Rusia 2018, luego que la FIFA descartó que haya consumido drogas tras el resultado analítico adverso en una prueba antidopaje en las Eliminatorias sudamericanas, según confirmó el propio jugador, aunque espera una decisión oficial que saldría la próxima semana.

“Felizmente la FIFA ya descartó algún consumo de droga por parte mía. Me siento muy confiado, sé que todo va salir bien, ahora esperar la respuesta de la FIFA”, dijo el goleador peruano al canal N de televisión desde Zúrich, tras asistir a una audiencia del Comité Disciplinario de la FIFA que revisó su caso por cuatro 4 horas.

Guerrero, capitán y símbolo del combinado inca, fue suspendido por 30 días por la FIFA luego de que el examen
antidopaje al que fue sometido tras el duelo con Argentina arrojara un “resultado analítico adverso”.

“Estoy tranquilo porque soy inocente. Yo vine a Suiza para demostrar mi inocencia con pruebas contundentes”, comentó el delantero de 33 años.