El mítico arquero Gianluigi Buffon anunció este lunes que el partido ante Suecia, que lo privó de jugar su sexto mundial en Rusia 2018, marcó su adiós definitivo de la “azurra”, a los 39 años.

Tras dos décadas y 175 partidos confirmó que se retira de la selección. Lo anunció entre lágrimas. En un principio su intención era colgar los guantes tras el torneo ruso.

Antes del partido dejó un último gesto de grandeza, mientras el público del Giuseppe Meazza silbaba el himno sueco, el arquero de la Juventus aplaudió.

Sus dos subidas a rematar un córner en el tiempo adicional quedarán en el recuerdo de una última y triste noche con el brazalete de la “azurra”.

Si hasta el árbitro español Mateu Lahoz lo abrazó y consoló tras el partido, consciente de lo que significaba la clasificación para el portero.

“No lo siento por mí, lo siento por el fútbol italiano”, dijo emocionado Buffón. Toda una leyenda.