Egipto volverá a jugar un mundial luego de 28 años al ganarle a Congo por 2 a 1 y de esa manera conseguir el pasaje a Rusia 2018, en un partido disputado en Johannesburgo (Sudáfrica).

Con un gol en el minuto 95 del delantero del Liverpool Mohamed Salah, Egipto se convirtió en el segundo país africano en lograrlo tras Nigeria.

Salah abrió el marcador para los Faraones en la segunda parte (63) y los congoleños empataron a dos minutos para el final por medio de Bouka Moutou (88), pero el delantero “Red” clasificó a los suyos transformado un penal en el descuento.

Egipto, el país africano con más títulos continentales, disputará así su tercer Mundial, después de haberlo hecho en
1934 y 1990.

La selección egipcia está dirigida desde 2015 por el argentino Héctor Cúper, constantemente cuestionado, lo que le
llevó a admitir que toma medicación contra la ansiedad.

Con esta victoria, Egipto suma 12 puntos, inalcanzable ya para Uganda (8) y Ghana (6), aunque los Black Stars anunciaron este domingo que han pedido a la FIFA la repetición de su partido del sábado contra los ugandeses.

Anuncios